Sábado 16 de septiembre

El Vuelo del Cisne.

El cambio de estación se acerca inexorable, las aves más imponentes del cielo se elevan a lo alto para aprovechar aún el calor del verano antes de que se marche. Desde lo alto, en el punto más cenital de la bóveda celeste nos contemplan el Cisne y el Águila. Ambas constelaciones junto con Lyra forman el conocido Triángulo de Verano que curiosamente alcanzan su máxima altura durante el equinocio de otoño. Este mes de septiembre aún tenemos muy accesible la Vía Láctea, el centro de nuestra galaxia aún muestra su esplendor pero no nos detendremos en esta zona, subiremos alto en el cielo para conocer una de las más hermosas formaciones que se localiza más al norte y que está atravesado por la Vía Láctea: el Cisne. Esta aparente formación de estrellas en el cielo se asemeja mucho a una gran cruz , similar a su homóloga del sur, y es un verdadero espectáculo en el cielo del hemisferio Norte.
Esta noche disfrutaremos observando su población estelar, muy variada, entre las que se incluye una de las estrellas más próximas a la Tierra. En sus límites encontraremos numerosos objetos muy interesantes donde podremos aprender sobre evolución estelar. Las estrellas nacen y mueren y a veces lo hacen con verdaderos cataclismos violentos que destruyen la estrella formando nebulosas increibles, algunas de estas nebulosas las podremos observarlas con los telescopios esta noche.

La actividad dará comienzo a las 20:30 horas por lo que os esperamos en la explanada del parking del observatorio.


Más información y reservas: info@fundacionastrohita.org

 

 

 

Sábado 23 de septiembre

El Vuelo del Cisne.

El cambio de estación se acerca inexorable, las aves más imponentes del cielo se elevan a lo alto para aprovechar aún el calor del verano antes de que se marche. Desde lo alto, en el punto más cenital de la bóveda celeste nos contemplan el Cisne y el Águila. Ambas constelaciones junto con Lyra forman el conocido Triángulo de Verano que curiosamente alcanzan su máxima altura durante el equinocio de otoño. Este mes de septiembre aún tenemos muy accesible la Vía Láctea, el centro de nuestra galaxia aún muestra su esplendor pero no nos detendremos en esta zona, subiremos alto en el cielo para conocer una de las más hermosas formaciones que se localiza más al norte y que está atravesado por la Vía Láctea: el Cisne. Esta aparente formación de estrellas en el cielo se asemeja mucho a una gran cruz , similar a su homóloga del sur, y es un verdadero espectáculo en el cielo del hemisferio Norte.
Esta noche disfrutaremos observando su población estelar, muy variada, entre las que se incluye una de las estrellas más próximas a la Tierra. En sus límites encontraremos numerosos objetos muy interesantes donde podremos aprender sobre evolución estelar. Las estrellas nacen y mueren y a veces lo hacen con verdaderos cataclismos violentos que destruyen la estrella formando nebulosas increibles, algunas de estas nebulosas las podremos observarlas con los telescopios esta noche.

La actividad dará comienzo a las 20:30 horas por lo que os esperamos en la explanada del parking del observatorio.


Más información y reservas: info@fundacionastrohita.org

 

 

 

Sábado 30 de septiembre

Objrtivo: La Luna. Surcando los mares.

La observación de la Luna siempre es fascinante, una de las cosas que más sorprende es poder percibir su relieve casi como si estuvieras allí mismo. La sensación tridimensional que permite sentir las alturas de las montañas es indescriptible. Desde el mismo momento que comienza su ciclo ya muestra relieve y el avance del terminador día a día hace que vaya ganando superficie iluminada con el paso de los días. Cada momento de su ciclo muestra detalles interesantes que hace que merezca la pena dedicar un momento a su contemplación, incluso durante la Luna Llena en la que el relieve desaparece siempre hay algo interesante que observar. Este sábado 30 de septiembre el amanecer lunar avanza por los mares de la Luna, el día llega y despierta a la luz mostrando sinuosos paisajes de lava solidificada que un día fluyó por su superfície. Ven a disfrutar con nosotros de esta singladura por los océanos más insondables de nuestra compañera de viaje, el premio será el amanecer en el Promontorio Heráclides cuya silueta nos deja siempre fascinados. El juego de luces y sombras en este rincón selenita proyecta sombras en las montañas que hace que desde el tercer planeta se vea una silueta con aspecto femenino: una hermosa doncella con el cabello al viento… ondeando con la brisa del Mar de las Lluvias. ¡No te lo pierdas!


Será una actividad en el Complejo Astronómico de la Hita, la cita será a las 20:30 horas por lo que os esperamos en la explanada del aparcamiento del propio observatorio


Más información y reservas: info@fundacionastrohita.org